lunes, 21 de julio de 2014

TESTIMONIOS SOBRE LA AGRESIÓN A LA CÁTEDRA PÍO TAMAYO DE LA UCV



TESTIMONIOS SOBRE LA AGRESIÓN A LA
CÁTEDRA PÍO TAMAYO DE LA UCV


El lunes 14 de julio del 2014, a las 6 pm
le fue negado a la CPT el ingreso a la Sala E de la UCV, espacio en el cual ha realizado sus sesiones durante 30 años. Este no es un acto aislado. Tiene que ser visto y entendido  en  un  proceso que tiene varios momentos que deben ser aprehendidos en su justa dimensión. Partimos de uno de los antecedentes a la situación. Dejamos otros en reserva.

El 05 de octubre del 2011
solicitamos al Consejo Universitario se bautizara con el nombre de Pío Tamayo a la nueva Sala “E”

El 27 de octubre del 2011
El Dr. Nicolás Bianco, Vicerrector Académico, pidió a los universitarios Rómulo Lares y Alfredo Avella que le entregasen las firmas recogidas en apoyo a nuestra proposición, porque él se comprometía a aligerar el asunto del nombre de la Sala “E” en el Consejo Universitario La materia va para tres años y no ha habido respuesta.

El 02 de noviembre del 2011
reiteramos al CU la solicitud de octubre del 2011, acompañada de firmas de un numeroso grupo de universitarios. No hubo respuesta.

El 04 de marzo del 2012
nos dirigimos nuevamente a la Rectora de la UCV y demás miembros del CU solicitando una respuesta a las anteriores comunicaciones hasta la fecha no se nos ha dado ni un acuse de recibo.

El 31 de octubre del 2012
nos dirigimos a la Directora de la Biblioteca Central para plantearle la situación precaria en la cual estábamos trabajando. No hubo respuesta.

El 08 de mayo del 2014
dirigimos una nueva comunicación para reiterar las difíciles e incómodas condiciones de trabajo en la Sala “E”.

El 07 de julio del 2014
se nos responde -20 meses después de nuestra primera comunicación- que el trabajo en la Sala es hasta las 4pm y que para nuestro horario, de 6 a 8pm no hay iluminación completa, aire, sonido, grabación ni difusión en vivo. Y al proponer  el pago por parte de la Cátedra se nos dice que eso no procede porque somos “un ente externo a la UCV”.

El 14 de julio del 2014
nos dirigimos nuevamente a la Profesora Antonieta Alario en respuesta a su comunicación del 07-07-14 solicitándole nos explique lo que entiende al calificar a la CPT de ‘ente externo’ y referirle en extenso la situación planteada respecto al uso de la Sala E.

El 14 de julio del 2014
y sin saber lo que se tenía planificado contra el “ente externo” hicimos una
Convocatoria urgente de la CPT para examinar la situación planteada
Al no permitirse nuestro ingreso a la Sala “E” sesionamos en las Escaleras que conducen al estacionamiento de Humanidades.

El 15 de julio del 2014
la CPT publica un Boletín de Prensa sobre el cierre
Las autoridades de la UCV ¿Van hacia el cierre de la CPT?

El 17 de julio del 2014
enviamos a una nueva comunicación a la Profesora Antonieta Alario para dejar testimonio escrito de la llamada telefónica que ella nos hiciera para solicitar una reunión, y manifestarle que previo a todo encuentro debíamos obtener una respuesta escrita a nuestra comunicación del 14-07-14

El 18 de julio del 2014
Recibimos dos comunicaciones de la Prof. Antonieta Alario, fechada el 17-07-14. En la primera señala que el 14/07/14 sólo hubo un inconveniente o mal entendido con los vigilantes de la Biblioteca Central que los llevó a impedir la actividad de la CPT, pero no dice que estamos autorizados para el uso de ese espacio que no tiene un técnico-responsable a partir de las 4pm.

En la segunda solicita  una reunión para el día lunes 21 de julio para analizar la situación planteada por la Cátedra Pío Tamayo de seguir utilizando las facilidades de la Sala “E” fuera de los horarios oficiales del personal que la atiende y tratar de buscar soluciones. Esto a pesar de que se señala como causa del cierre la falta de presupuesto y se niega la posibilidad de que la CPT pueda pagar los mismos porque se le considera como “un ente externo a la UCV”.

Desde el mismo lunes 14-07-14 comenzamos a recibir manifestaciones de solidaridad y de rechazo y descontento con la medida de cierre del
espacio de trabajo de la CPT

Ramón Santaella Yegres
La casa que encubre las sombras cerró la CPT

Luis Marín
El cierre de la CPT

Agustín Blanco Muñoz
¿Hay persecución en la UCV?

 Agustín Blanco Muñoz
¿Jaque mate a la CPT?

Omar Hurtado Rayugsen
Mensaje a mis amigos de la CPT

Margarita Segura
Testimonio del cierre de una Cátedra en la UCV

Zaira Andrade
Una carta para Agustín Blanco Muñoz

Bernardo Conde
La CPT está acosada por su propia Alma Mater

Vladimir Chelminski
A las autoridades de la UCV

Sergio Sáez
Ante el atropello contra CPT

Jorge Delgado
El cierre de la CPT: ¿Operación Maduro?

Antonio Berarducci
Ante el silencio… el temor evidencia su poder

Manlio Sardi
No podrán matar la CPT

Absalón Méndez
El atropello a la CPT no es gratuito

EN MATERIAL APARTE HEMOS HECHO UNA RECOPILACIÓN
DE ALGUNOS DE LOS NUMEROSOS MENSAJES
RECIBIDOS
Leer mas!

sábado, 19 de julio de 2014

¿JAQUE MATE A LA CPT?



¿JAQUE MATE A LA CPT?
Agustín Blanco Muñoz

En poco más de medio siglo de vida universitaria hemos vivido muchas situaciones difíciles, calamitosas, peligrosas. Pero la que nos tocó confrontar este lunes 14/07/14 a las 6pm a las puertas de entrada de la Sala E de la UCV fue simplemente penosa.

El funcionario de la Dirección de Seguridad nos dijo que por órdenes superiores, no  podía permitir nuestro ingreso al lugar donde hemos trabajado 30 años de manera continua. Preguntamos:¿Pero hay algo escrito, alguna explicación? Diríjase a las autoridades. ¿También la UCV se nos convirtió en un cuartel?

En los casos de cercos policial/militares  contra la UCV a lo largo de la llamada cuarta república y en días recientes, ha habido actos de agresión que corresponden a los  tiempos  violentos que  padecemos.  Universitarios como objetivos de agresores. Y hoy nos conseguimos con universitarios que, prevalidos de posiciones de poder, no vacilan en aplicar medidas de fuerza.

Eso  ocurrió este lunes. Inaceptable la versión de que fuimos agredidos por ‘terceros’, sacada a relucir por el vicerrector académico Nicolás Bianco cuando vio la ola de protestas contra el cierre de las actividades de la CPT.

Creemos que este incidente es la culminación de un proceso dirigido a torpedear  la labor de la CPT con el pretexto de falta de presupuesto.

Cuando tuvimos conocimiento de esta dificultad, el 31/10/12 enviamos comunicación a la profesora Antonieta Alarios, Gerente de Información, para manifestar nuestra disposición a  asumir los costos y nunca se nos respondió. Y  lo reiteramos en 08/05/14. El 07/07/14 se responde y se nos califica de ‘ente externo a la UCV’.

 A diferencia del desconocimiento que significa el silencio administrativo que se nos ha aplicado al no responder nuestras comunicaciones, ahora se nos enfrenta directamente e  impide el ingreso al sitio de trabajo.

Y conste que en el caso del incalificable silencio administrativo,  aplicado por las autoridades universitarias en el caso de la petición que hiciésemos el ano 11, para que se bautice la nueva Sala E con el nombre de Pío Tamayo,  la agresión se concreta en ignorar o desconocer la CPT.

De allí que no sea aventurado colegir que la acción de cierre aplicada el lunes 14/07 es otro acto de arbitrariedad de similar naturaleza.  ¿Jaque mate a la CPT?  Sancho, con la universidad policial hemos topado! @ablancomunoz abm333@gmail.com

Últimas Noticias, 19 de julio del 2014.




Leer mas!

viernes, 18 de julio de 2014

¿HAY PERSECUCIÓN EN LA UCV?




¿HAY PERSECUCIÓN EN LA UCV?
Agustín Blanco Muñoz

EN ESTE EXPAÍS YA NO SORPRENDE LA ARBITRARIEDAD

Cuando el funcionario de la Dirección de Seguridad de la UCV nos informa que, por orden superior, no podía permitir nuestro ingreso a la Sala “E” de la Biblioteca Central, para la realización de la actividad semanal de la Cátedra Pío Tamayo, no nos sorprendió. Porque en este expaís, y su correspondiente universidad, hay que estar preparado para ser objeto de todo tipo de arbitrariedad.

El procedimiento en este caso no reporta novedad.  Es el mismo que se utiliza a nivel policial. Se nos dijo: cumplimos órdenes superiores. ¿Pero quién exactamente dio la orden? Se asomó entonces la palabra “Directora”, como se refería hasta hace poco a quien estaba al frente de la Biblioteca Central de la que depende la Sala “E”.

EL GRAN CULPABLE: FUENTEOVEJUNA

¿Pero dónde se encuentra ella? No, ya se retiró, contáctela mañana. Entonces el pensamiento se nos fue hacia el asesinato del Comendador y la aparición del gran culpable Fuenteovejuna. Y seguramente al final resulta que  también es el autor de este incalificable comportamiento.

¿Pero hasta cuándo tendrá este sujeto tantos poderes para disponer de vidas y situaciones?  ¿Y puede una institución alcanzar un nivel de  creación,  aporte y  trascendencia por este camino?

EL CIERRE SE NOS APLICA DESDE EL 2012

A la hora de escribir esta nota, la CPT, creada el 04 de octubre de 1983 en acto presidido por el Rector Fundador, Dr. Carlos Alberto Moros Ghersi, está clausurada por “orden superior”. No recibimos comunicación procedente de alguna instancia ucevista. Sólo escuchamos la voz del funcionario de la Vigilancia UCV.

Pero nada de esto nos resulta extraño. Conocemos la manera de comportarse de las actuales autoridades universitarias. El cierre  que ahora se nos aplica data del año 2012, cuando informalmente se nos deja saber que, por razones presupuestarias, será difícil mantener el servicio de iluminación, sonido, aire y grabación para las actividades que realiza la CPT cada lunes entre  6 y  8 pm.

Por esto el 31/10/12 le propusimos a la profesora Antonieta Alarios, Gerente de Información, Conocimiento y Talento de la UCV, de quien depende el espacio, que la Cátedra, a pesar de no contar con presupuesto, estaba dispuesta a correr con el costo. No se nos respondió. Y en la práctica logramos algunas ayudas que nos permitieron seguir el trabajo aunque con dificultades crecientes.

PROPUSIMOS SUFRAGAR LOS GASTOS SIN OBTENER RESPUESTA

Pero este precario equilibrio se rompe en abril de este año cuando el técnico Arquímides Cabeza nos informa que no prestará más servicio sin el correspondiente pago. Por ello enviamos nueva comunicación a la profesora Alarios en la cual proponemos pagar el costo y que el mismo se descontase de la remuneración mensual que reciben los responsables de la CPT por su condición de Profesores Titulares de esta casa de estudios.

Y AHORA SE NOS CALIFICA DE ‘ENTE EXTERNO’

A esto nos responde textualmente la docente: ...“Dentro de nuestra normativa no se contempla la contratación de uno de nuestros empleados por un ente externo a la UCV”…Al llegarse a este punto es más que evidente que no hay líneas de encuentro sino de choque. Ahora se califica de “ente externo” a una Cátedra Libre de extensión, investigación y publicaciones que ha trabajado en la institución por 30 años continuos.

Leímos este mensaje como el preludio o anuncio de otras acciones. Por ello no nos sorprendimos ante el cierre de la Sala el lunes 14/07/14. La indignación fue inevitable. Y no por considerarlo un ataque personal, sino por  evaluarlo como un acto de violencia contra la propia institución.

EN EL RECTORADO DE TRINO DÍAZ SE LE NEGÓ EL NOMBRE DE PÍO TAMAYO A LA SALA E

Una violencia que tiene una larga historia. En el rectorado de Trino Díaz propusimos que la Sala E llevase el nombre de Pío Tamayo y después de muchos encuentros y desencuentros se bautizó el  espacio como Francisco de Miranda, porque allí habría de inaugurarse una Cátedra bajo ese nombre que aún no existe.

El año 2011  cuando se habilitó lo que se llamó como nueva Sala E propusimos a las autoridades para la misma el epónimo de nuestra Cátedra. El Dr Nicolás Bianco, vicerrector académico pidió a los universitarios Rómulo Lares y Alfredo Avella, el 27/10/11 que le entregasen las firmas que habían recogido en apoyo a nuestra proposición porque él se comprometía a aligerar el asunto en el Consejo Universitario. La materia va para tres años y no ha habido respuesta.

EL SILENCIO ADMINISTRATIVO ES DE HECHO UN DESCONOCIMIENTO

Un silencio administrativo que no puede ser interpretado sino como un desconocimiento. Y eso permite que las dos Salas sean portadoras del mismo nombre.

Otro acto de pequeñez humano-académico-espiritual, con miras al desconocimiento de esta Cátedra, es el silencio de las autoridades al cumplirse y celebrarse sus 30 años. Ni una letra. Para ellos no existimos. No es que nos importe. No trabajamos para reconocimientos. Pero hay obligaciones institucionales que no se pueden eludir a menos que se tenga motivos bien fundados.

¿Y por qué ocurre esto? Todo parece tener como punto de partida una desavenencia, que denunció públicamente la dirección de esta Cátedra, con el entonces equipo de candidatos que ahora ejercen como autoridades, al negarse el mismo a asistir a un segundo Foro Rectoral al cual se había comprometido.

A LA CPT SE LE HA APLICADO LA POLÍTICA DE LA PERSECUCIÓN

Desde ese momento se ha aplicado a la CPT la política de la persecución. Por ello no ha habido una disposición para proporcionarnos un mínimo de condiciones de trabajo. En los últimos meses hemos sesionado con medio alumbrado, sin aire acondicionado, sonido ni grabación.

Y lo último que se le ocurre a quienes actúan como propietarios de la UCV es calificarnos de “ente externo”.


PARA EL VICERRECTOR BIANCO LA PROBLEMÁTICA FUE GENERADA 'POR TERCEROS'

Pero a la hora de finalizar esta nota (16/07/14 10am), un asiduo de la CPT nos pide revisar un twit de @NBiancoucv que alude al cierre ordenado “desde arriba”, que dice: “La problemática generada por terceros ha sido subsanada. Cátedra Pío Tamayo prosigue. UCV plural.”

El lunes 14/07/14 dirigimos comunicación a la profesora Alarios y hasta el presente no hemos recibido respuesta. Y en una llamada telefónica que me hiciese al anochecer del 15/07 le informamos que toda conversación para buscar una salida al cierre, pasa por la respuesta formal a la comunicación enviada. Ella adelantó que no dio la orden de impedir las actividades de la CPT y que averiguaría de dónde salió la misma.

¿SE MANTENDRÁ LA TESIS DE LA FALTA DE PRESUPUESTO?

El Vicerrector informa que todo está subsanado. ¿Habló, se reunió o  comunicó con las partes implicadas en el asunto? ¿Cuáles son las condiciones o cláusulas que se acordaron para subsanar la situación de cierre a la CPTamayo?

¿Se mantendrá la tesis de que no hay recursos para pagar el técnico que proporcione el servicio requerido y que no se puede contratar con un “ente externo”? ¿Todo quedará supeditado a la próxima aparición de un “tercero” que toma decisiones por encima de las autoridades de esta UCV?

NO NOS QUEDAREMOS A LA ESPERA DE QUE UN NUEVO FUENTEOVEJUNA NOS DECRETE EL CIERRE DEFINITIVO

Y  conste, no se trata de un comportamiento intransigente sino clarificar la situación, establecer responsabilidades y buscar soluciones. Pero no se puede partir de que no ha pasado nada y que el próximo lunes nos reintegramos a nuestras actividades ordinarias hasta la reaparición de un “tercero” -Fuenteovejuna- que nos dará la muerte del cierre definitivo. ¡Que historia amigos! @ablancomunoz  abm333@gmail.com


El Universal, 18 de julio del 2014. 

Leer mas!

jueves, 17 de julio de 2014

LUIS MARÍN - EL CIERRE DE LA CÁTEDRA PÍO TAMAYO




EL CIERRE DE LA CÁTEDRA PÍO TAMAYO
Luis Marín

El lunes 14 de julio de 2014 puede ponerse como fecha del cierre de la CPT de la UCV al no abrirle las puertas de la Sala E de la Biblioteca Central donde ha cumplido más de 30 años de labor ininterrumpida; cierre relativo, porque la Cátedra seguirá existiendo y sesionará en cualquier parte, por ahora en el pasillo, sin por esto subestimar el valor simbólico de la Sala E como punto de referencia y sede física de la Cátedra.

Este hecho brutal tiene que inscribirse en el proceso de cierres sucesivos de cuanta ventana de comunicación libre va quedando en este “ex país”, según expresión acuñada por su secretario ejecutivo, Agustín Blanco Muñoz; pero tiene algunas peculiaridades que vale la pena destacar.

Algo bueno debe hacer la Cátedra, en medio del silencio e indiferencia que cerca a sus actividades, para que gobierno y oposición oficial se hayan puesto de acuerdo para terminar de cerrarla. Quizás lo más sobresaliente es que se trata de un cierre de la MUD con el modus operandi del gobierno, esto es: un funcionario de tercera categoría dicta una medida fulminante supuestamente fundada en razones completamente espurias e inconsistentes, tras las que se encubren las verdaderas razones que habrá que adivinar. Como resultado, por un lado, una situación de hecho cumplido y por otro, la indefensión absoluta de los afectados.

A las víctimas se les impone ejercer el viejo arte de pelear contra un muñeco de paja porque el funcionario, no importa que sea de la universidad, actúa como un guardia nacional, cumpliendo “órdenes superiores”, no se sabe de quién, y los argumentos tampoco se pueden rebatir sin caer en la trampa de tomar lo falso por verdadero, en este caso, problemas presupuestarios, que si fuera el caso toda la universidad debería cerrar.

Lo cierto es que nos enteramos de que la UCV tiene una muy orwelliana “Gerencia de Información, Conocimiento y Talento”, que oficia el cierre de la Sala E, adscrita al Vicerrectorado Académico de Nicolás Bianco a su vez tutelado por la rectora Cecilia García Arocha; pero, por supuesto, la responsabilidad se diluye en los vericuetos de la burocracia y la crisis presupuestaria.

Por supuesto que si las autoridades tuvieran el más mínimo interés en que la CPT funcionara ofrecerían alguna solución alternativa; pero al contrario, cualquier propuesta choca con los inextricables reglamentos universitarios que, como la Constitución, sirven para cualquier cosa que se quiera hacer, pero igual para todo lo que no se quiere hacer.

Entonces, cuando no se entiende qué pasa, cuál puede ser la tranca, es que asoma la garra la inefable política, en el mal sentido de la palabra. En un mundo conspirativista perfecto, donde nada se sabe con certeza, cualquiera puede imaginarse víctima de una negociación: Para que no cierren la UCV, ni desconozcan a sus frágiles autoridades, para que uno llegue a rector y otros a diputados, bien: pero éste tiene que salir.

En la CPT se critica a la MUD tanto como al régimen, no por capricho, sino porque se dice lo que es, sin cortapisas; pero ninguno de los dos está dispuesto a tolerarlo.

Irónicamente, todo tiempo ganado es tiempo perdido: igual van a cerrar a la UCV.

EL VERDUGO BENEVOLENTE

Son tantos los agresores de la UCV que provienen de sus aulas, que han desempeñado cargos de autoridades universitarias, quienes suman a sus cuantiosos honorarios en la administración pública pensiones de jubilación como titulares a dedicación exclusiva con primas de rectores, decanos, directores, que resultaría extenuante e inútil nombrar unos para dejar fuera otros tantos, así que cualquier interesado puede elaborar la lista que mejor cuadre a su memoria y siempre se quedará corto.

Todos comunistas, socialdemócratas, socialcristianos, es decir, que tienen en común el espíritu “social” que hermana a los líderes del gobierno con los de la oposición oficial; esto sin añadir el ingrediente “bolivariano” que los liga sin costuras a una comunidad nacional compacta de la que son representantes y únicos voceros autorizados.

La triste consecuencia de este mundo perfecto es que quien no esté de acuerdo con ellos se coloca fuera de esa comunidad sin fisuras, se convierte en apátrida, enemigo, traidor, que no merece existir y que de hecho, no existe: es puesto en ninguna parte sin posibilidad de comunicarse con otros, privado de toda posibilidad de contaminar con su presencia y su  palabra ponzoñosas la sólida unidad de espíritu del pueblo.

La singularidad del socialismo del siglo XXI es la absoluta beatitud con que ejecuta sus acciones, la desconcertante irresponsabilidad de sus agentes que, después de los resultados que están a la vista, incontrovertibles e irrefutables, admitidos por ellos mismos, no obstante, siguen siendo tan buena-gente como eran antes de perpetrarlas.

Podríamos detenernos en las cartas de Jorge Giordani o Héctor Navarro, ambos de la UCV, pero se correría el riesgo de personalizar, siendo que todos son iguales y puestos a escribir cartas dirían lo mismo y serían demasiadas como para reseñarlas.

Lo que habría es que detenerse a reflexionar en la impermeabilidad de la ideología, de cómo ciertas personas pueden revestirse con un teflón que los hace invulnerables no digamos a los juicios ajenos, los sufrimientos y la rabia del prójimo, sino al testimonio invencible de la realidad.

El socialismo logra milagros sorprendentes, por ejemplo: ellos optan a favor de lo universal en contraste con lo particular y esta toma de partido tiene consecuencias en todos los ámbitos. En materia de responsabilidad, todos somos responsables de todo, de manera que si usted come, es culpable de que otros se mueran de hambre; si usted se enriquece, es culpable de que otros sean pobres y así ad infinitum.

El milagro es que con este punto de partida concluyen en que ellos no son culpables de nada. Si se encara a cualquiera de estos prominentes socialistas del gobierno y se les reclaman los doscientos cincuenta mil asesinatos ocurridos bajo su mandato, los presos políticos, los estudiantes asesinados, secuestrados, torturados y un largo etcétera, dirán cualquier cosa menos admitir su responsabilidad.

Al decir de Ramón José Medina, un socialista además cristiano como son RGA y HCR, jefes de la MUD, su aliado unitario Leopoldo López está preso por su propia culpa; pero entonces los estudiantes también, los asesinados no lo hubieran sido si no se meten en manifestaciones, etcétera: quien culpa a las víctimas, exculpa a los victimarios.

Si fueran vivos como él, si cooperaran, ahora estarían participando en programas de risa en la televisión, haciendo pésimos chistes de humor negro, mofándose de las víctimas de la tiranía castrista.

La conclusión que se desprende inevitablemente de esta posición de la MUD es que ellos no son responsables de nada, aunque impongan una política y todas estas sean consecuencias directas de esa política.

A la irresponsabilidad burocrática hay que unir la buena voluntad de los dirigentes socialistas y con ambas el rigor militar, la fría impavidez con que perpetran crímenes, asesinatos y robos en masa, permaneciendo inocentes y bienaventurados.

Desafortunadamente para ellos, los hechos no ocurren en vano, no desaparecen por ser ignorados y cada muerto tiene sus dolientes.

DONDE VENCEN LAS SOMBRAS

Así como no puede decirse que la CPT se cerró en un día sino que se trata de un proceso que lleva años, hace tiempo que la UCV o, quizás con mayor precisión, sus autoridades, renunciaron a su función  esclarecedora, optando por el diversionismo y el acomodo.

Por poner un ejemplo inofensivo, denuncian  que la Universidad ha sido víctima en años recientes de cientos de agresiones de “la violencia”. Pero, ¿qué es la violencia? Una abstracción, una potencia ciega e indiferenciada que no tiene nombre ni apellido, que no es una persona imputable, ni una organización identificada, digámoslo de una vez, vinculadas al régimen.

Este lenguaje ha anidado en la sociedad  venecubana garantizando la impunidad: Ya ni se trata de identificar ni detener a nadie, todo se imputa a “la violencia”. Incluso, en un exceso antropomorfista, que no debe existir en ninguna parte del mundo, se dice que cientos de personas mueren cada mes “en manos” de la violencia.

Cuando vemos casos de estudiantes que han sido acorralados, golpeados y desnudados para exponerlos al escarnio público, las autoridades se preguntan: ¿Qué es esto? Y se responden a sí mismas: “¡Esto es fascismo puro!”

Es decir, que las autoridades de la Universidad suscriben el lenguaje oficial según el cual toda atrocidad es sinónimo de fascismo, aunque sea perpetrada por comunistas. El crimen, la violencia y el atropello son fascistas por antonomasia; luego, no existen crimen, violencia y atropello comunistas.

En Venecuba el régimen acusa enfermizamente a todo el mundo de “fascista” y ahora la oposición oficial hace lo mismo contra el gobierno. Alguien debe estar equivocado, porque si el régimen de Maduro es fascista, está como un poco cuesta arriba explicar que sea títere de los Castro que, hasta nuevo aviso, se definen a sí mismos como comunistas y sin ánimo de ofender.

Lo que ocurre es que este es como un sello de calidad izquierdista, al que no le viene nada bien el anticomunismo, que es más propio de la derecha, tan repudiada por el régimen como por la oposición oficial.

Es un hecho sorprendente que en la reciente crisis de Ucrania, los rusos hayan calificado a los ucranianos como “fascistas” y se preparan para defenderse de la agresión hitleriana, ¡dentro del territorio de Ucrania!

Asimismo, los árabes califican de “agresión fascista” las acciones de defensa de Israel contra los ataques misilísticos de Hamas desde Gaza. El fascismo es un comodín, un sello de identidad del izquierdismo, islamismo, terrorismo y cualquier cosa que sea Putin, porque la era postsoviética los dejó sin argumentos.

Y esto nos lleva al meollo del problema y al rol de la Universidad. La pregunta: ¿a qué nos lleva la mentira como sistema?, no ha sido respondida.

Es posible que una población sea movilizada y organizada con base en mentiras y manipulaciones, pero ¿a dónde se llega por ese camino? No hay ni un solo filósofo ni guía de la humanidad que reivindique la mentira como forma apropiada de vida social, ni siquiera que la vida social sea posible sobre esas bases. Todos exaltan la Verdad.

Entonces, ¿no debería ser función de la Universidad decir lo que es, develar lo oculto, hacer brillar la luz, vencer las sombras?

No parece que este sea el caso y ahora sí que podemos decir que entramos de lleno en los “tiempos de oscuridad”.

LUIS MARÍN
17 de julio del 2014




Leer mas!

RAMÓN SANTAELLA YEGRES - LA CASA QUE ENCUBRE LAS SOMBRAS CERRÓ LA CÁTEDRA PÍO TAMAYO




 LA CASA QUE ENCUBRE LAS SOMBRAS CERRÓ
LA CÁTEDRA PÍO TAMAYO

Ramón Santaella Yegres
      

Una llamada telefónica y me entero del cierre en la UCV de la Cátedra Libre de Historia Actual, Pío Tamayo, por decisión de las autoridades de esa Casa de Estudios que “vence las sombras”, según dice la letra de su glorioso himno.

 ¿Las razones? Sería interesante conocerlas, entre otras cosas porque en este bendito país o en lo que dejan del mismo, ocurren cosas y la veracidad de  las noticias no llega o se tarda en ser impartida al común de la población. Por ello surge la comunicación que da rienda suelta al chisme o al cuento, con el agravante de la deformación de los hechos originales, razón por la cual se deteriora el objetivo de la información, supuestamente, responsable, oportuna y veraz.

Ocurre el cierre de una Cátedra de 30 años ininterrumpidos y  los profesores universitarios no son informados de ello, para nada, aun cuando las autoridades de  dicha casa mantienen contacto con el personal activo y jubilado, mediante el uso de la Internet, con el envío de mails semanales.

Se cierra una Cátedra Libre que ha estado deliberando lunes a lunes, durante 30 años como expresión de libertad de pensamiento en relación con situaciones históricas (política, social y económica) y otros problemas de actualidad nacional y mundial que avalan sus años de existencia y dinamismo.

30 años de trabajo continuo del Dr. Agustín Blanco Muñoz, la Dra. Mery Sananes y la Lic. Danielita Barrolleta, ensombrecidos por autoridades del momento en la Casa que “vence las sombras”, hace ruido y huele a caos político, no precisamente coyuntural porque la guerra contra la Cátedra Pío Tamayo refleja años de combate.

Pero, no deja de ser un hecho curioso que su cierre ocurra en  el momento de producirse un juego armónico y coherente, con todo cuanto acontece en lo que dejan de país, y decimos armónico porque el cerco a la libertad de expresión resulta cada vez más pequeño y los compromisos de la coherencia ante la totalidad son cada vez mayores.

Lamentable  referir que ya no es posible mantener la afirmación de la casa vencedora de las sombras y tener que registrar más bien que hay factores, en este caso desde el propio seno de las Autoridades Universitarias, y más concretamente desde el Vicerrectorado Académico que ocupa el Dr. Nicolás Bianco, que impulsan sombras contrarias a la libertad de expresión, por la que tanto ha luchado la UCV.

Mi respeto y consideración a quienes han dedicado tiempo, esfuerzo y trabajo por mantener abierta y dinámica, la Cátedra Libre de Historia Actual que ostenta el nombre de Pío Tamayo, prócer nacional de la libertad de pensamiento político-ideológico. Una Cátedra hoy cerrada por los gerentes de la Casa que encubre las sombras.

16 de julio del 2014.
Leer mas!